28 de mayo de 2011

El nacimiento del teatro (siglos VI y V a.C.)

Pánico escénico. Los teatros griegos eran imponentes.
El teatro nació en Grecia, en el siglo VI a.C., como un desprendimiento de los coros. Desprendimiento quiere decir, en este caso, que a las odas (canciones religiosas) se les fueron agregando otro tipo de expresiones, al punto que se terminó creando un arte distinto: el teatro.

En las fiestas cívico-religiosas que se celebraban en honor a los dioses, se recitaban poemas, a veces acompañados con danzas y canciones. En 534 a.C., el poeta Tespis hizo recitar por primera vez a un actor en diálogo con el coro, dando origen a lo que luego sería el teatro.

Las primeras obras eran tragedias (el personaje central sufría desgracias y dependía de los dioses). Los principales autores fueron Esquilo, Sófocles y Eurípides: crearon unas trescientas, de las que quedan apenas 33. Los actores eran pocos y cada uno representaba a varios personajes. No era necesario que disimularan su identidad: lo importante era que el público se diera cuenta de que eran otro personaje.

A las obras, que tenían un fuerte contenido social, asistían más de 10.000 personas. El teatro era la única actividad pública en la que estaban incluidas las mujeres, que podían ver las obras pero no podían actuar. En cada fiesta, se hacía un concurso para elegir a la mejor obra de teatro.

Los concursos de comedias comenzaron en 486 a.C. Epicarmo de Megara (550-460 a.C.) y Aristófanes (444-385 a.C.) fueron los primeros grandes autores.

Principales dramaturgos griegos

Esquilo (525-456 a.C.): Introdujo un segundo actor y redujo a doce el número de componentes del coro. Escribió Los persas, Siete contra Tebas y Prometeo encadenado. No sólo hizo política a través de sus obras: participó de batallas para defender Atenas.

Sófocles (496-406 a.C.): Aristóteles lo consideró el mayor dramaturgo griego. Ganó 19 concursos de teatro. Escribió Edipo, rey y Antígona. Incluyó un tercer personaje y amplió el coro de doce a quince personas. En sus obras, el ser humano se enfrenta solo a las desgracias de la vida.

Eurípides (480-406 a.C.): Denostado en su época, con el tiempo ganó mucho prestigio. Escribió Las bacantes, Ifigenia en Áulide y Las troyanas. En sus obras, siempre aparecía un dios que aportaba la solución final.

12 comentarios:

  1. muy bueno travajo esxelente grasias por esta exhuberante informasion de primera categoria

    ResponderEliminar
  2. esta muy fome no me sirvio de nadaaaaaaa kuek kuek kuek kuek kuekn

    ResponderEliminar
  3. Es muy bueno me ayudo de arto... Gracias

    ResponderEliminar
  4. gracias por lainformaciaon

    ResponderEliminar
  5. aver idiotas busque una maldita obra de teatro no su estupida historia metanse su investigacion por donde les quepa

    ResponderEliminar
  6. Gracias me sirvió un monton, muy bueno

    ResponderEliminar
  7. gracias me re sirvió

    ResponderEliminar
  8. me zirbio komo xuca atez ne avia zerbido wn kravajo

    ResponderEliminar