28 de agosto de 2014

La crisis del siglo III

Este cuadro sinóptico se lo robamos a Daniel Gómez Valle
Entre los años 235 y 284, el Imperio Romano, que era entonces el más poderoso del planeta, vivió una período de numerosos problemas, emperadores asesinados, aumento de la pobreza en el pueblo, luchas internas y enfrentamientos contra pueblos vecinos. A eso, en la actualidad, se le llama la crisis del siglo III.

¿Por qué? Es sencillo: es “la” crisis porque fue muy fuerte y ocurrió en el territorio más poderoso. Y es “del siglo III” no sólo porque abarca años que pertenecen a ese siglo, también porque es uno de los hechos principales (o tal vez el hecho principal) de ese siglo.

La crisis del siglo III comenzó con la muerte del emperador Alejandro Severo (235) y terminó con la asunción del emperador Diocleciano (284).

16 de agosto de 2014

Los antipapas (siglo III)

Hipólito de Roma, el primer antipapa
En el año 217, cuando se proclamó papa acusando a Ceferino (el papa ‘oficial’) de no respetar las ideas cristianas, Hipólito de Roma se convirtió en el primer antipapa.

Los antipapas fueron aquellos que no fueron reconocidos oficialmente como papas por la Iglesia, pero que ocuparon ese cargo por la fuerza, mediante designaciones ilegítimas o liderando a sectores que terminaron separándose de la Iglesia católica.

Lo curioso es que la Iglesia reconoce oficialmente el cargo de “antipapa”: desde el primero, Hipólito, hasta el último, Félix V (1440-1449), hubo nada menos que 39.

12 de agosto de 2014

Cronología universal (401-500)

401: Los visigodos atacan el norte de Italia.

401 a 417: Inocencio I, papa de la Iglesia católica.

402: El ejército romano derrota a los visigodos en la batalla de Pollentia.

404: En Roma, última lucha entre gladiadores. Luego serían prohibidas.

406: Vándalos, suevos y alanos, escapando de los hunos, invaden la Galia, territorio romano. 

408: Roma no les paga el tributo y los visigodos, por eso, invaden Italia por segunda vez.

408: A los 7 años, Teodosio II es proclamado emperador del Imperio Romano de Oriente. Gobernará hasta el año 450.

409: Vándalos, alanos y suevos invaden Hispania. Los romanos son expulsados del territorio.

409: El Imperio Romano de Occidente tiene cuatro emperadores simultáneos. Caos.

410: Los suevos y el Imperio Romano de Occidente firman un tratado de paz.

410: Los visigodos saquean e incendian Roma durante tres días y capturan a la hermana del emperador Honorio.

410 a 415: Ataúlfo, rey de los visigodos.


411: Suevos, vándalos, alanos y visigodos llegan a un acuerdo y se instalan en Hispania.

412: Los visigodos también ocupan parte de la Galia.

412 a 426: El teólogo Agustín de Hipona escribe De civitate Dei (La ciudad de Dios).

413: El emperador Teodosio II ordena construir la gran muralla de Constantinopla.

415: Un grupo de cristianos asesina a la filósofa Hipatia.

415: Visigodos, suevos y vándalos pelean por tierras en Hispania.

415: En la Galia, se funda la ciudad de Marsella.

417: Romanos y visigodos se alían para luchar contra vándalos y alanos.

417: En Tikal (actual Guatemala), se construye el monolito llamado Estela 18.

418 a 422: Bonifacio I, papa de la Iglesia católica.

418 a 427: El Imperio Romano recupera el dominio sobre Bretaña.

418 a 451: Teodorico, rey de los visigodos.

420: En China, la Dinastía Song sucede a la Dinastía Jin.

420 a 438: Bahram V, rey de Persia.

421 a 422: El conflicto entre el Imperio Romano de Oriente y Persia termina con un tratado de paz de cien años de duración.

421 a 435: Salomón I, rey de Britania.

422: En China, el taoísmo se organiza como religión.

422: El Imperio Romano de Oriente paga tributo a los hunos para evitar luchar contra ellos.

422 a 432: Celestino I, papa de la Iglesia católica.

423: El Imperio Romano les paga a 40 mil hunos para que formen parte de su ejército.

425: El emperador Teodosio II impulsa la fundación de las universidades de Roma, Constantinopla y Beirut. Se enseña retórica, filosofía y derecho.

425 a 455: Valentiniano III, emperador del Imperio Romano de Occidente.

426: El emperador Teodosio II prohibe el culto a los dioses griegos.

426: El rey Gunderico unifica a los vándalos y a los alanos.

426: Los mayas fundan la ciudad de Xukpi (actual territorio de Honduras).

428: El Imperio Sasánida conquista Armenia.

428 a 477: Gunderico, rey de los vándalos y los alanos.


429: Los vándalos (unas 80 mil personas) migran desde Hispania hacia África.

430: San Patricio llega a Irlanda.

432 a 440: Sixto I, papa de la Iglesia católica.

433: Atila y Bleda, reyes de los hunos.

434: Terremoto de 6,9 grados en Perú. Mueren alrededor de cien habitantes del pueblo chavín.

435: En el actual México, comienza a construirse la ciudad de Chichen Itzá, fundamental en la cultura maya.

436: Los burgundios, huyendo de los hunos, invaden la Galia.

437: El Imperio Romano negocia con mercenarios hunos para detener la invasión: mueren 20.000 burgundios.

439: El Imperio Romano es asediado: los vándalos toman la ciudad de Cartago; los hunos invaden los Balcanes; los suevos conquistan Mérida (Hispania).

442: Tratado de paz entre el Imperio Romano y los vándalos.

445: Atila asesina a su hermano Bleda y se convierte en único rey de los hunos.

447: Se forma el primer reino sajón en Inglaterra.


449: Los anglosajones invaden britania.

450 a 457: Marciano, emperador del Imperio Romano de Oriente.

451: El ejército romano junto con visigodos, alanos, francos y burgundios derrotan a los hunos en la batalla de los Campos Cataláunicos.

452: Los hunos invaden Italia. Finalmente, el papa León I pacta la paz con Atila, su líder.

454: Los vándalos saquean Roma.

455: Valentiniano III, emperador de Occidente, es asesinado. Su sucesor, Petronio Máximo, sobrevive apenas tres meses. Roma es un caos.

457 a 461: Mayoriano, emperador del Imperio Romano de Occidente.

457 a 474: León I, emperador del Imperio Romano de Oriente.

457 a 484: Peroz I, emperador del Imperio Sasánida.

458: Un terremoto de 6,5 grados Richter en Antioquía (actual Turquía) genera la muerte de alrededor de 80.000 personas.

459: El Imperio Romano de Occidente y los visigodos firman un tratado de paz.

11 de agosto de 2014

Lo malo de ser emperador (235-285)

El asesinato de Calígula, pintura de Lawrence Alma-Tadema (1871)
Cuando pensamos en el Imperio Romano, y en los imperios en general, imaginamos que, si hubiéramos vivido en esa época, lo mejor hubiera sido ser emperador: lujos, poder de decisión, buena vida.

Sin embargo, ser emperador tenía algo malo: casi siempre te mataban. Por luchas contra otros pueblos, por revueltas internas, por traiciones de la nobleza, por lo que fuera, te terminaban liquidando. Por ejemplo, de los treinta emperadores que gobernaron el Imperio Romano entre los años 235 y 285, sólo uno tuvo una muerte natural, de viejito, en paz. A los otros 29 los asesinaron.

Así que yo no sé qué hubiera preferido. Si una vida rodeada de lujos y poder, pero con el temor permanente de ser asesinado, con la traición en la espalda, viviendo y sobreviviendo; o existir como un campesino, sufriendo contra la opresión de los poderosos, luchando contra esa opresión, a veces pasando hambre, pero morir tranquilo y acariciado por los que me quieren a los 70 años.

En realidad, sí sé lo que hubiera preferido.

9 de agosto de 2014

Maximino, el emperador gigante (235-238)

Maximino el Tracio nació (en una región llamada Tracia) en el año 173. Fue proclamado emperador del Imperio Romano en una época en que la guardia pretoriana (militares de alto rango, la mayoría nacidos en otras regiones) ponía y sacaba emperadores a su voluntad.

Decimos “emperador del Imperio Romano” y no “de Roma” porque el Imperio era tan grande que Maximino ni siquiera conoció Roma: gobernó desde otras regiones.

Lo que destacó a Maximino fue que sufría una enfermedad llamada gigantismo, que genera el crecimiento desmedido del cuerpo. Por eso, Maximino se convirtió en el líder más alto de la historia universal: llegó a medir 2,59 metros.

Gobernó solamente entre 235 y 238. A los senadores no les caía bien por su origen empobrecido (era hijo de campesinos). Y a la nobleza tampoco, porque les aumentó los impuestos para financiar al ejército.

El Senado nombró a otros emperadores (Gordiano I, Pupieno, Balbino), pero Maximino los enfrentó y resistió hasta que, viendo que no tenían escapatoria, sus propios soldados lo traicionaron, lo asesinaron y entregaron su cuerpo al Senado.

4 de agosto de 2014

¿Los primeros vegetarianos? (siglo V a.C.)

El jainismo, surgido en la India durante el siglo V a.C., fue la primera religión o movimiento que difundió el vegetarianismo (o sea, no comer animales).

Además, el jainismo predicaba la no violencia, cuestionaba las jerarquías (el sistema de castas, en el que no todos tenían los mismos derechos) y explicaba que el mundo es eterno y no está dirigido por ningún dios, sino por leyes naturales y morales. Qué buena onda.

3 de agosto de 2014

Estatua de Marco Aurelio (176)

La estatua de Marco Aurelio es una de las principales esculturas existentes realizadas en la Edad Antigua. Es de bronce. Marco Aurelio fue emperador de Roma entre los años 161 y 180.

Dos datos interesantes:

*No quedan estatuas hechas de bronce en honor a emperadores anteriores porque, como no eran cristianos, la Iglesia obligaba a destruirlas para crear monedas. La de Marco Aurelio sobrevivió porque se pensaba que en realidad era de Constantino, que sí era cristiano.

*En la estatua, la mano derecha de Marco Aurelio está extendida. Algunos historiadores afirman que es porque la obra estaba completada por hombre tirado en el suelo: un enemigo de los pueblos europeos contra los que luchaba Roma en aquellos años. Así, el emperador mostraba su piedad.

2 de agosto de 2014

Imperio Sasánida (222-651)

Relieve sasánida que representa la lucha entre el bien y el mal
El Imperio Sasánida surgió en Persia en el siglo III. Como todos los imperios, estaba formado por un grupo de personas preparadas para la guerra y con fuertes líderes con deseos de conquista. Es cierto que, muchas veces, no sólo existía deseo en esos líderes, sino también hambre en la población.

Los sasánidas derrotaron a los partos y se adueñaron de todos sus territorios. El primer rey sasánida fue Ardacher (222-241). La vida de los persas, bajo gobierno sasánida, casi no se modificó respecto a la que tenían con los partos. Pero hubo dos modificaciones importantes en la estructura: los sasánidas formaron un Estado fuerte, con muchos funcionarios y un ejército numeroso; y además tenían como objetivo expulsar a los romanos de Asia.

Consiguieron la denominación de "imperio" (pueblo cuyo objetivo es expandirse a otras regiones) por su segundo rey, Sapor I (241-272), que comenzó a invadir nuevos territorios, incluso el Imperio Romano. Sapor I capturó al emperador de Roma, Valeriano, algo que nadie había conseguido en la historia, y lo mantuvo apresado desde el año 259 hasta el 260, cuando Valeriano murió.

También Sapor murió, pero en 272, y su muerte significó debilidad y oscuridad para los sasánidas. Sin fuerzas para nuevas guerras, el rey Narsés evitó luchar contra Roma (año 297) cediéndole territorios.

El deseo imperialista de los sasánidas renació en el larguísimo reinado de Sapor II (310-379). Cuando el Imperio Romano declaró al cristianismo como religión oficial, comenzó a perseguir a los cristianos que vivían en Persia para desafiar a Roma. Sin respuestas, decidió directamente invadir territorios romanos y recuperó así la Mesopotamia y Armenia.

Los siguientes reyes sasánidas (Ardacher II, Sapor III, Bahram IV, Yezdegard I) se dedicaron más a intervenir en las peleas internas del reino que a cuidar las fronteras y el bienestar del pueblo.

El último gran rey fue Cosroes I (531-579). No sólo fortaleció todos los territorios sino que conquistó Yemen, con lo que el Imperio Sasánida alcanzó su máxima extensión. Para terminar con los caprichos de la clase alta y del clero, dividió el territorio en cuatro y puso cuatro jefes distintos para liderarlos.

Sin embargo, la muerte de Cosroes I dejó al imperio sin un liderazgo claro. Ormuz IV (579-590) y Cosroes II (590-628), aprovechando las riquezas acumuladas por Cosroes, fueron los últimos con extensos reinados. Luego, los sasánidas se vieron envueltos en el malestar de la población y en una lucha de poder en la que hubo siete reyes en apenas ocho años.

Los conflictos con el poderoso Imperio Bizantino fueron permanentes desde el año 590 (en Antioquía, Damasco, Jerusalén, Egipto) y, aunque los sasánidas dieron batalla, fueron perdiendo territorios y quedaron débiles ante la llegada de los árabes, que en el año 651 invadieron sus regiones y pusieron fin al imperio.

1 de agosto de 2014

Atila (395-453)

"Encuentro de León Magno con Atila", fresco de Rafael (1513-1514)
Atila fue el principal líder que tuvieron los hunos, un pueblo que surgió en Asia central e invadió Roma en los siglos IV y V.

Nacido en el año 395, fue conocido como "el azote de Dios" por lo sanguinario que era ante sus enemigos. Jamás mostraba piedad. Incluso ordenó ejecutar a su hermano para ser el único caudillo de los hunos. Tenía gran talento para la guerra y para planificar batallas, pero sus ansias de poder y nuevas conquistas terminaron arruinándolo a él y a su pueblo.

Los hunos llegaron a conseguir que el Imperio Romano les pagara un tributo (suma de dinero, joyas y servicios cada año), pero Atila quiso formar parte de la familia imperial casándose con una familiar del emperador Teodosio II y se pudrió todo. Los hunos terminaron debilitándose en una guerra contra el ejército romano (año 451) y acordaron la paz con el papa León I cuando ya no les quedaban muchas opciones. Atila murió inesperadamente por enfermedad, en el año 453, y allí comenzó el fin de los hunos.

La imagen de arriba es una pintura creada por Rafael en 1513 y 1514 que representa el encuentro entre el papa León I y Atila.

28 de julio de 2014

Partia (siglo III a.C. - 226 d.C.)

Dracma de Orodes II, rey de Partia
Como no fue un reino vital para la Historia, resumimos a Partia en seis datos:

1) Los partos fundaron la ciudad de Partia y a partir del siglo III a.C. dominaron territorios que hoy pertenecen a Irán e Irak. En esa región, antes habían dominado los aqueménidas, los asirios y el Imperio Seléucida.

2) No es correcto decir "Imperio Parto". Los partos no intentaban dominar cada vez más regiones; lo que sucedía era que diferentes regiones estaban sometidas a las decisiones del rey de Partia.

3) En el año 53 a.C., los partos tuvieron una batalla contra el ejército romano en Siria: lo derrotaron y mataron al emperador Craso.

4) Gaspar, uno de los tres Reyes Magos, fue en realidad Gondofares, uno de los gobernantes de Partia durante el siglo I d.C.

5) Sus principales reyes furon Mitrídates I, Mitrídates II, Orodes II, Fraates IV, Artabán III y Oroses.

6) En el año 217 d.C. atacaron Roma y recuperaron terrenos, pero esa guerra terminó de debilitarlos. En 226 d.C. los sasánidas conquistaron sus territorios y finalizaron la historia de los partos.

25 de julio de 2014

Reino de Aksum (siglo I - siglo X)

El obelisco de Aksum todavía existe
El Reino de Aksum llegó a ser considerado uno de los cuatro estados más poderosos del mundo en el siglo III, junto al Imperio Sasánida, el Imperio Romano y China. Sólo por eso ya merece un post.

La región que luego se llamó Aksum estuvo habitada desde el año 3000 a.C. Alrededor del 500 a.C. se formó una civilización con un idioma propio. Y textos griegos del siglo I aseguran que en ese momento el Reino de Aksum ya era un estado fuerte.

En su momento de mayor esplendor, el reino abarcó territorios que hoy pertenecen a cinco países de África (Etiopía, Eritrea, Sudán, Djibouti, Swazilandia) y dos de Asia (Yemen y Arabia Saudita). Un total de 1,25 millones de kilómetros cuadrados. Para los que no tenemos idea de cómo calcular, es aproximadamente la mitad del tamaño de Argentina. Aksum, su capital, hoy forma parte de Etiopía.

El Reino de Aksum acumuló poder porque era el punto intermedio entre la India y el Imperio Romano. A fines del siglo III acuñó su propia moneda (ése era un signo de fortaleza) y, en el año 325, fue el segundo Estado que declaró al cristianismo como religión oficial (el primero había sido Armenia).

La caída del Imperio Romano (año 476) le hizo perder su trascendencia como paso intermedio; y el crecimiento del Imperio Árabe (siglo VII) generó que una región cristiana fuera mal vista (los árabes eran musulmanes), por lo que Aksum comenzó a quedar aislada para comerciar. 

El Imperio Árabe exigió territorios a Aksum, que, sin posibilidades de luchar, los cedió pacíficamente. Los años posteriores fueron de decadencia (o sea que se achicaron sus territorios y algunos habitantes se mudaron a otras regiones) y, en el siglo X, una invasión (supuestamente de un reino dirigido por una mujer llamada Gudit) puso fin al Reino de Aksum.

En 1980, los principales restos de Aksum fueron declarados Patrimonio de la Humanidad, o sea que nadie los puede destruir ni comprar.

24 de julio de 2014

Nerón (37-68)

Agripina proclama emperador a Nerón. Qué vieja injusta.
Nerón fue un emperador de Roma conocido, entre los ignorantes como yo, por haber prendido fuego la ciudad. Se lo usa como ejemplo de los gobernantes desquiciados y crueles. Veamos si todo esto es verdad.

Fue proclamado emperador en el año 54, tras la muerte de su padre adoptivo, Claudio, que habría sido asesinado por su esposa Agripina la menor. O sea, la mamá de Nerón. Linda manera de empezar. A los 14 años comenzó a asistir al Senado (sitio donde se dictaban las leyes) y a los 16 se convirtió en emperador.

Igual, los primeros años de Nerón en el poder fueron bastante correctos. Construyó teatros y mejoró las relaciones con Grecia y también con la región de Partia, lo que evitaba entrar en guerra. Prometió no entrometerse en las decisiones del Senado (algo que al final no cumplió) e impulsó varias leyes favorables a los plebeyos. Algunos historiadores creen que sus buenas decisiones tuvieron que ver con la ayuda que le daba su consejero Séneca.

Pero los problemas aparecieron claro. Agripina quería participar de las principales decisiones (¡para algo quiso que su hijo fuera emperador!). Además, Nerón empezó a engañar a su esposa Octavia con Claudia Actea, una esclava que había sido liberada. Eso a Agripina tampoco le gustó y quiso obligar a Nerón a dejarla. Nerón se opuso y comenzó un duro enfrentamiento.

Agripina intentó que otro de sus hijos, Británico, tomara el poder cuando fuera mayor de edad, pero un día antes, murió: Nerón lo habría envenenado con vino.

En el año 58, Nerón sumó una nueva amante, Popea Sabina. Un año después, ordenó el asesinato de su madre Agripina, que representaba un peligro para él. Y cuando Séneca se alejó del emperador tras ser acusado de enriquecerse con dinero del imperio, las cosas terminaron de irse al diablo.

Nerón se divorció de Octavia. Eso disminuyó su popularidad entre la clase alta, entonces la hizo volver... y ordenó su ejecución. Luego siguió asesinando a todos los que podían quitarle el trono de emperador: Palas, Rubelio Plauto, Fausto Sila y algunos más.

En el año 64 sucede el famoso incendio de Roma, que destruyó casi el 15% de la ciudad. No está claro que pasó. Hay tres versiones distintas:

1) Fue un incendio casual, que nadie quiso generar. Nerón, que estaba lejos de Roma, volvió lo antes posible, abrió las puertas del palacio para que entraran los que habían quedado sin hogar y gastó parte de la fortuna del imperio para ayudar a los que lo sufrieron.

2) Fue un incendio casual, que nadie quiso generar. Nerón, que estaba en Roma, se quedó tocando la lira (un instrumento musical) con alguna amante mientras la ciudad se iba destruyendo. Y, cuando el pueblo se enojó por su inacción, culpó a los cristianos (en ese momento ser cristiano era ilegal) de haber generado el incendio.

3) Nerón ordenó el incendio porque la ciudad no le gustaba y quería reconstruir Roma a su voluntad. Le echó la culpa a los cristianos para que nadie sospechara.

Acá es donde se decide qué fue Nerón. Si la historia 3 fuera cierta, un desquiciado cruel. La 2 lo deja muy mal parado, también. Si la 1 fuera la cierta, ya empezaríamos a detestarlo un poco menos.  

La cuestión es que el incendio dejó a Roma empobrecida y triste, y hubo una conspiración real para derrocarlo en el año 65, en la cual participó el sobrino de Séneca. Nerón mató a todos los conspiradores y Séneca se suicidó.

Finalmente, en el año 68, el Senado determinó que Nerón estaba gobernando mal y nombró como nuevo emperador a un tal Galba. Nerón le pidió a un soldado que lo matara para no ser apresado. No tuvo hijos. En Roma, comenzó una guerra civil que la llevaría a tener cuatro emperadores en un año.

¿Conclusiones? ¡Qué difícil! El Senado, conformado por la clase alta, parece responsable de proclamar emperador a un chico de 16 años, de intentar manipularlo (como a todos los emperadores), de limitar sus decisiones a favor de los plebeyos y de, una vez que ya no le servía, tirarlo a la basura.

Ni se me ocurriría defender a Nerón, eh. Pero, después de leer un poco más, me entraron algunas dudas sobre qué puesto ocuparía en el ranking de los malvados de la historia. ¡Ah! Para algunos cristianos, Nerón fue el mismísimo Anticristo. Yo hasta tanto no llego.