30 de junio de 2015

Los vikingos (789-1100)

Sobre los vikingos ya recomendamos unos documentales para comprender mejor su historia, pero agregamos en este texto algunos datos que nos parecen interesantes.

*En el siglo VIII, la región de Escandinavia estaba poblada por tres pueblos: daneses, noruegos y suecos.

*Se le dio el nombre de "vikingos" ("hombres de los barcos") a los grupos que, a inicios del siglo IX, se expandieron a través del mar.

*Algunos noruegos fundaron pequeñas comunidades en Irlanda. Otros se establecieron en Islandia y, desde allí, llegaron a Groenlandia en el siglo X.

*Los daneses invadieron Inglaterra en el siglo IX y llegaron a construir un imperio liderados por Canuto El Grande (1016-1035), pero finalmente terminaron siendo absorbidos por los reyes locales de Britania e Irlanda.

*Los suecos, por su parte, viajaban básicamente para saquear y obtener riquezas. Cuando entraron en contacto con el Imperio Bizantino, se convirtieron en mercenarios, o sea que se sumaban al ejército de quien más les pagara.

 *Algunos vikingos se establecieron como agricultores en tierras lejanas: Islandia, Groenlandia y Terranova (actualmente pertenece a Canadá).

*Al llegar a Canadá, se considera que "descubrieron" América antes que los españoles, que recién arribarían en 1492.

*A fines del siglo XI, las incursiones y saqueos de los vikingos terminaron. Volvieron a establecerse  en la región de Escandinavia.

*Aunque se los recuerda por su salvajismo y crueldad, también revitalizaron, gracias al comercio, centros urbanos europeos que estaban en decadencia; y fundaron comunidades en regiones lejanas como Rusia e Irlanda.

29 de junio de 2015

Irak (800-1190)

Resumen de lo publicado. En la Edad Antigua, la región de la Mesopotamia había sido ocupado por poderosas civilizaciones, como sumerios, babilonios y asirios. El actual territorio de Irak también formó parte del Imperio Persa y del de Alejandro Magno. La ciudad de Bagdad (fundada en el año 762) fue durante dos siglos el centro político y económico del Imperio Musulmán. O sea: por sus condiciones geográficas, Irak era un lugar que todos querían dominar.

¿Cómo sigue la historia? El territorio de Irak continuó bajo dominio musulmán hasta el año 1055, cuando el Imperio Selyúcida lo invadió y controló. Sin embargo, en 1190 el Imperio Abasí de los musulmanes recuperó Irak.

28 de junio de 2015

Cristianismo (800-1000)

Resumen de lo publicado. En el siglo VII, el cristianismo tenía cinco ciudades clave para sostener su poder (patriarcados), pero el islamismo arrasó tres (Alejandría, Jerusalén y Antioquía), amenazó a Constantinopla y afectó a Roma. En lugar de mantener una Iglesia unida para resistir, las permanentes disputas entre Roma y Constantinopla debilitaron el poder del cristianismo; y en muchas regiones (Galia, Hispania), las iglesias eran prácticamente independientes.

¿Cómo sigue la historia? La Iglesia católica estaba dividida entre el clero secular (religiosos que vivían en las ciudades) y el clero regular (en el campo).

El clero secular llegó a gobernar pequeñas ciudades en la Edad Media, llamadas Estados Pontificios. El regular, en tanto, se dividió en numerosas órdenes de monjes: benedictinos, domínicos, franciscanos, etcétera.

Los monjes traducían y copiaban a mano antiguos libros griegos y romanos, y organizaron en sus conventos las primeras escuelas, destinadas a hijos de caballeros.

Las últimas décadas del siglo IX y las primeras del X fueron difíciles para el cristianismo, ya que los papas eran dominados por la clase alta y servían a sus fines. No sólo eso: tenían actitudes contrarias a La Biblia y no lo ocultaban. La Iglesia, cada vez más, se transformaba en un medio para conseguir poder y riquezas, en lugar de un espacio destinado a fomentar la religión.

27 de junio de 2015

Grecia (800-1017)

Resumen de lo publicado. Los griegos, uno de los pueblos más importantes de la Edad Antigua, comenzaron en el siglo II a.C. a ser víctimas de invasiones: primero fueron dominados por Alejandro Magno y el ejército macedonio, y luego Grecia se convirtió en provincia del Imperio Romano. Ya en el siglo IV, pueblos llamados "bárbaros" por los romanos, comenzaron a ocupar territorios del imperio, incluida Grecia. La sucesión de invasiones y nuevos dominadores continuó con el Imperio Musulmán, que conquistó Grecia en el siglo VIII. Para peor, otros pueblos, como los búlgaros y los normandos, también ocuparon parte del territorio.

¿Cómo sigue la historia? En el año 917, los búlgaron conquistaron la mayor parte del territorio griego. El Imperio Bizantino, acorralado en el sur, mantenía a la ciudad de Atenas como bastión. Esa situación se mantuvo hasta el año 971, cuando el ejército bizantino comenzó a recuperar tierras, hasta completar la reconquista de Grecia en el 1017.

26 de junio de 2015

Siria (800-1000)

Resumen de lo publicado. Siria, por su ubicación, fue permanentemente invadida: fenicios, filisteos, asirios, persas, macedonios y bizantinos la dominaron sucesivamente. El dominio bizantino duró hasta el año 634, cuando el Imperio Musulmán conquistó el territorio y comenzó a difundir (por la fuerza) el Islam entre la población. Entre los años 661 y 750, Damasco (ciudad de Siria) fue la capital de los musulmanes. Luego, Siria se convirtió en provincia de Irak.

¿Cómo sigue la historia? En el siglo IX, Siria fue parte del Imperio Musulmán. En el año 969, el Imperio Bizantino reconquistó el extremo oeste del territorio. Ya en el año 1000, el dominio musulmán sólo se limitaba a Damasco y sus alrededores. El resto del actual territorio de Siria, bastante devastado, no respondía a ningún gobierno fuerte.

25 de junio de 2015

Israel (800-1071)

Resumen de lo publicado. El origen de Israel es una mezcla de leyendas orales, textos de La Biblia y sucesos reales. Los reyes Saúl, David y Salomón son los más importantes de esa etapa (1210 a.C. -932 a.C.). Luego, el territorio comenzó a ser escenario de invasiones y enfrentamientos. Los asirios (722 a.C.) y los babilonios (587 a.C.) fueron los principales agresores. El pueblo de Israel se dispersó por otras tierras, pero mantuvo sus costumbres y creencias. Entre los años 395 y 636, el territorio fue controlado por el Imperio Bizantino. En el año 636 fue ocupado por el Imperio Musulmán. Ese hecho sirvió como excusa para que, en el siglo XI, la Iglesia católica diera inicio a las brutales y sanguinarias Cruzadas cristianas.

¿Cómo sigue la historia? El dominio musulmán se sostuvo entre los siglos VII y XI. Las dinastías que lideraron el Imperio Musulmán fueron la Omeya (hasta 750), la Abbasí (hasta 969) y la de Fátima (hasta 1091). Con esta última dinastía se inició una serie de guerras y persecuciones religiosas en el imperio, y por ello muchos árabes se trasladaron hasta Israel para escapar de la violencia.

En el año 1071, el Imperio Selyúcida invadió y conquistó Israel. El largo dominio musulmán llegaba a su fin.

24 de junio de 2015

El feudalismo (800-1400)

Un vasallo le agradece al rey la concesión de tierras.
El feudalismo es el sistema económico y social que caracterizó el modo de vida en Europa entre los siglos IX y XV.

Estaba basado en la concesión de feudos (pequeñas superficies de tierra cultivable) a los vasallos aristócratas a cambio de sometimiento al poder reinante. Los vasallos, a su vez, no trabajaban la tierra, sino que tenían siervos que las trabajaban a cambio de una mínima ganancia.

Lo decimos más fácil: en los siglos anteriores, las tierras pertenecían a los emperadores o reyes, entonces había que pagarles para vivir ahí. Pero luego, en Europa se formó una clase nueva de personas con bastante riqueza que pusieron en peligro el poder de los reyes. Entonces, los reyes, para no tener problemas, les entregaban las tierras a estas personas (los "vasallos") a cambio de una parte de lo se cosechara ahí. Y los vasallos, entonces, contrataban a las personas más empobrecidas (los"siervos") y les pagaban una miseria para que trabajan por ellos.

No es otra cosa que una forma de esclavitud. Aunque los siervos tenían condiciones de vida menos terribles que las de los esclavos, ese "alivio" fue la forma que usó el poder opresor (los reyes y vasallos) para limitar las rebeliones de los oprimidos.

El feudalismo no fue un sistema feliz, sino otra muestra histórica del cruel dominio de los injustos. Pero, también, para encontrarle un lado positivo, puede considerarse un paso adelante (pequeñito, pero real) en la pelea de las clases bajas y empobrecidas en busca de su libertad.

23 de junio de 2015

Cronología universal (801-850)

Ludovico Pío, emperador de Occidente.
801: Los francos conquistan Barcelona.

801: Abul-Abbas es el primer elefante que llega al norte de Europa, desde Asia.

802 a 811: Nicéforo I, emperador del Imperio Bizantino.

802: Egberto, rey de Wessex (región de la actual Inglaterra).

805: El Imperio Musulmán conquista Chipre.

806: Los vikingos asesinan a todos los habitantes de la isla de Iona, Escocia.

811: El ejército de los búlgaros asesina al emperador de Bizancio, Nicéforo I.

811 a 813: Miguel I Rangabé, emperador del Imperio Bizantino.

812: Se firma el Tratado de Aquisgrán. El emperador de Bizancio, Miguel I Rangabé, reconoce a Carlomagno como emperador de Occidente a cambio del dominio de tres ciudades: Venezia, Istria y Dalmacia.

813: Comienza la construcción de la catedral de Santiago de Compostela (actual España).

813 a 820: LeónV el Armenio, emperador del Imperio Bizantino.

813 a 833: Al-Mamun, califa del Imperio Musulmán.

814 a 840: Ludovico Pío, emperador de Occidente.

817 a 824: Pascual I, papa de la Iglesia católica.

820 a 829: Miguel II, emperador del Imperio Bizantino.

825: Es fundada la ciudad de Murcia (actual España).

827 a 844: Gregorio IV, papa de la Iglesia católica.

841: Los vikingos saquean pequeños territorios de Francia.

843: En el Imperio Bizantino finaliza el enfrentamiento entre iconódulos (quienes adoran las representaciones de Jesús, la virgen y los santos) e iconoclastas (desean destruirlas). La emperatriz Teodora ordena el respeto a las imágenes y la restauración de las que habían sido dañadas.

843: Se firma el Tratado de Verdún. Carlos el Calvo, Lotario I y Luis el Germánico dividen en tres el Imperio Franco (o Carolingio)

844: Los vikingos saquean territorios de España.

844 a 875: Luis II el Joven, rey de Italia.

845: Los vikingos saquean París. Reciben una gran suma de dinero y riquezas para abandonar la ciudad.

846: Piratas árabes saquean El Vaticano.

846 a 859: Xuanzong II, emperador de China.

847: Terremoto en Roma. Se cae una parte del Coliseo.

847 a 855: León IV, papa de la Iglesia católica.

22 de junio de 2015

Literatura (601-1000)

807: Ferdomnach de Armagh escribe el Libro de Armagh.

833: Año aproximado en el que fue escrita la Historia Brittonum (Historia de los britanos).

953: Buzurg Ibn Shahriyar termina de escribir Maravillas de la India.

21 de junio de 2015

Hasta ahora no entendí nada (año 800)

En este blog escribimos textos en orden más o menos cronológico, aunque a veces nos desviamos un poco. Y ahora, que llegamos al año 800, es buen momento para hacer un resumen de lo acontecido desde el inicio de los tiempos hasta el siglo IX.

Comenzamos con el origen del Universo, que es un verdadero misterio, aunque existe la teoría del Big Bang, según la cual todo habría nacido con un gran estallido cósmico. Luego de ese estallido tenemos un poco más de certezas: las partículas que flotaban en el espacio comenzaron a unirse formando, entre otras cosas, los planetas. Y entre otros planetas, la Tierra.

Luego de muchísimo tiempo, en la Tierra se generaron las condiciones para que hubiera seres vivos, mínimos, apenas celulas que podían reproducirse. Y mucho más tiempo después, esas células se transformaron, por distintos motivos, en seres más complejos, como peces, árboles, monos. Y a partir de cambios que fueron sufriendo distintas especies de monos, de simios, aparecen las personas, al principio parecidas a un orangután cualquiera, y después como las ves en la esquina de tu casa.

Las personas al principio andaban de acá para allá, siguiendo sus instintos, pero desarrollaron un tipo de inteligencia que les permitió organizarse y aprender, por ejemplo, a plantar y cosechar. Eso, la agricultura, les sirvió para quedarse en un lugar en vez de estar todo el tiempo persiguiendo animales y buscando frutas para comer.

Las personas se quedaban en lugares donde hubiera ríos, para tomar agua, y buena tierra para plantar. Así nacieron grandes civilizaciones (Egipto, Grecia, China, India) y otras menores. Y también se inventó la escritura, que es lo que da fin a la Prehistoria y comienzo a la Historia.

Por distintos motivos (hambre, enfermedades, miedo, egoísmo), los pueblos tenían que buscar nuevas tierras en las que vivir. A veces llegaban a lugares que estaban habitados por otras personas, entonces peleaban para quedarse con el lugar. Los pueblos más poderosos terminaban convirtiéndose en imperios, o sea que tenían el objetivo de aumentar cada vez más sus posesiones y poder.

El final de uno de esos imperios, el Imperio Romano, en el año 476, marcó también el final de la Edad Antigua y el inicio de la Edad Media. Y en la Edad Media estamos, más precisamente en el año 800, es que estamos en este blog. Veamos qué pasaba en el mundo en ese momento.

América era un continente independiente, aislado del resto. Por el clima (en el norte y en el sur hace mucho frío), la mayoría de las personas vivían en la zona central. Los pueblos más importantes eran los mayas y los zapotecas, que vivían en lo que actualmente es México; los Sicán y los Huari (en el actual Perú); y el pueblo de Tiahuanaco, que ocupaba un terrotorio que incluía parte de Perú, Bolivia y Chile.

Oceanía también estaba a salvo de la hostilidades de otros continentes, pero poco se sabe de quienes vivían allí. Por las dificultades para llegar hasta las islas, seguramente era el continente menos poblado, y con un modo de vida más antiguo y rústico.

Más hacia el norte, en Asia, existía la poderosa Dinastía Tang, que gobernaba China. Entre la decena de civilizaciones fuertes que existían en el año 800, también estaba la de Japón, con su propia corte de emperadores, y el reino de Silla, en Corea. En la India, en tanto, vivían más de siete pueblos distintos, cada uno con sus costumbres y reglas.

África mantenía un estilo de vida primitivo, similar al de la Edad Antigua, probablemente por las dificultades que allí impone la naturaleza: calor y humedad, clima propenso a las enfermedades y al agotamiento. Entre los datos conocidos, en el interior del continente sólo se destacaban el Imperio de Ghana (en lo que ahora es Malí), el reino de Aksum (hoy Etiopía) y el pueblo Kanem (en Chad). En el extremo sur de África, cerca de Europa, ya habían penetrado ejércitos musulmanes, que controlaban parte de Egipto.

Justamente el Imperio Musulmán era el pueblo más poderoso en el año 800. Ocupaba esa partecita de África, inmenso espacio en Asia (unos quince países actuales, incluidos Arabia Saudita, Irán, Siria y Afganistán) y una pequeña porción de Europa (Armenia y Georgia). Además había conquistado España, pero esos jefes árabes finalmente se independizaron del imperio.

Nos falta hablar de Europa, que ya había empezado un proceso en el que los territorios se fueron dividiendo entre distintos pueblos que más adelante formarían los primeros países (hasta ese momento no existía la idea actual de "país").

Teníamos al Imperio Franco en las actuales Francia, Suiza, Bélgica y Alemania; los árabes en España y Portugal; el reino de Navarra en el norte de España; los reinos de Kent, Northumbria, Essex, Wessex, Mercia y Gales en Gran Bretaña; los ávaros esparcidos en Ucrania, Rumania, Hungría, Eslovaquia, Polonia y Moldavia; los búlgaros en Bulgaria y Rumania; los Estados Pontificios más algunas ciudades independientes en Italia; y el gran imperio era el Imperio Bizantino (Turquía, Grecia, Albania, Macedonia, Serbia, Montenegro, Bosnia).

Apenas unos años antes, había comenzado a extenderse el terror a los vikingos: un pueblo surgido del norte de Europa, región conocida como Escandinavia, que había creado las mejores embarcaciones del planeta, y viajaba saqueando ciudades, empezando por Lindisfarne, en Britania.

Esto, entonces, es lo que tenemos a comienzos del siglo IX. Imaginate un mundo en el que el poder más importante lo tiene la religión: el cristianismo y el islamismo mantienen una batalla permanente. Un mundo donde Dios lo explica todo: la lluvia, las guerras, los desastres naturales. Un mundo casi sin libros, donde los conocimientos se transmiten hablando, o los tienen guardados los más poderosos. Un mundo sin cemento, donde todas las personas viven sobre la tierra. Donde barrer no tiene sentido. Un mundo más o menos así es el que existía en el siglo IX.

20 de junio de 2015

El misterio de Constantino VI (771-797)

Moneda de Constantino VI junto a su padre.
Constantino VI nació en el año 771 y era hijo del emperador bizantino León IV. Como su papá murió en el 780, a Constantino le correspondía convertirse en emperador, pero como sólo tenía 9 años, su mamá Irene ocupó el cargo.

Sin embargo, Irene no lo hizo por amor a su hijo, sino por ambición de poder: cuando él cumplió 16 años, ella debía cederle el poder, pero Irene lo retuvo hasta que pudo. Sin embargo, a los 19 años, Constantino logró ser coronado emperador. A Irene no le gustó nada, y en cuanto pudo armó un plan contra él: lo encerró y ordenó que lo cegaran. ¡Qué bruta!

El destino de Constantino VI es un misterio: nadie sabe qué pasó luego de su ceguera. Algunos afirman que murió poco tiempo después, otros sugieren que vivió muchos años andando por ahí, sin rumbo.

Lo interesante es que en las siguientes décadas, muchas personas aseguraban ser Constantino VI, que había regresado para recuperar su trono. Eran tantos que, si alguno hubiera sido el verdadero, nadie le habría creido. De todas formas, es ridículo pensar que alguno de ellos era Constantino, ya que todo el mundo sabe que Constantino VI soy yo.

19 de junio de 2015

Imperio Bizantino (775-969)

Moneda del emperador Basilio I, en la que aparecen su hijo Constantino y su esposa, Eudoxia.
Resumen de lo publicado. En el año 395, el Imperio Romano se dividió en occidental y oriental. La parte oriental tenía su capital en Constantinopla, también llamada Bizancio. De allí surge el nombre de Imperio Bizantino. Ese imperio dominó un gran territorio en Asia y mantuvo constantes batallas con pueblos vecinos, y también conflictos religiosos internos. Justiniano (527-565) fue uno de los emperadores más importantes, pero, luego de su gobierno, llegó una etapa de debilidad y caos (565-610). Heraclio (610-641) fue quien consiguió restablecer cierto orden en el imperio. En la segunda mitad del siglo VII se vivieron años de conflictos internos y externos, especialmente contra el Imperio Musulmán. Durante el gobierno de León III (717-741) se vivió el conflicto entre los iconódulos, que adoraban las representaciones de Jesús, la Virgen María y los santos; y los iconoclastas, que deseaban destruirlas. La polémica recién terminaría en el año 843, cuando se permitió adorar imágenes. Constantino V (741-775), luego de derrotar a los musulmanes en Armenia y Mesopotamia, murió durante un enfrentamiento en Bulgaria.

¿Cómo sigue la historia? León IV (775-780) luchó con éxito contra el Imperio Musulmán y los búlgaros. Lo sucedió su mujer, Irene, aunque oficialmente el trono se le otorgó al hijo de ambos, Constantino VI (780-797), que tenía 9 años. Cuando él quiso asumir el poder, Irene lo encerró y lo cegó. Su destino es un misterio.

Irene (797-802) revalidó el culto a las imágenes, o sea que otra vez se podía tener objetos que representaran a Dios y sus santos. Una conspiración le dio el poder a su ministro de finanzas, Nicéforo I (802-811). Él aumentó el tributo a los árabes para controlarlos, pero una derrota contra los búlgaros terminó con su reinado.

La situación del imperio se mantuvo en lento declive bajo los gobiernos de Miguel I Rangabé (811-813, reconoció a Carlomagno como emperador), León V (813-820) y Miguel II (820-829).

Teófilo (829-842) tenía pasión por la justicia y era muy culto, pero demasiado cruel y obsesivo: paseaba por la ciudad para conversar con los pobres y oír sus quejas. Luego castigaba a los "culpables" sin juicio previo. Intentó recuperar Sicilia (ocupada por los musulmanes), pero su osadía terminó en una guerra en la que 30.000 bizantinos fueron asesinados.

Miguel III (842-867) compartió el poder con su madre y su tío. Invadió Bulgaria, pero no consiguió mejorar el imperio porque se dejó influir fácilmente.

Basilio I (867-886) fundó la dinastía macedónica y proporcionó al imperio una época de esplendor político, económico y cultural. Reconquistó regiones (Apulia, Calabria y Chipre) y renovó el derecho romano: el emperador y el patriarca (líder de la Iglesia) de Constantinopla ejercieron sus poderes separadamente.

León IV (886-912) fracasó en política exterior (o sea, en la lucha contra otros pueblos), pero fue el legislador (creador de leyes) más importante después de Justiniano. Sus "Basílicas" son las recopilaciones más considerables de las leyes imperiales.

Durante el siglo X, los emperadores de la dinastía macedónica emprendieron grandes conquistas: Sicilia, Chipre, Siria y Bulgaria; y avanzaron en las antiguas Fenicia y Palestina.

En el reinado de Constantino VII Porfirogéneta (913-959), el imperio dejó de pagarle tributo a Bulgaria. Eso generó el reinicio de los ataques búlgaros y una profunda crisis en el imperio. Tras Romano II (959-963), gobernó Nicéforo Focas (963-969). Ambos se dedicaron a luchar contra los pueblos vecinos y a reprimir los reclamos internos.