2 de septiembre de 2015

Palestina (636-1150)

Palestina es considerado un territorio de mucha importancia para el cristianismo: le llaman Tierra Santa. Por eso, el hecho de que estuviera ocupada por el Imperio Musulmán desde el año 636 fue una de las excusas utilizadas para iniciar la gran masacre que resultaron las Cruzadas.

Sin embargo, los musulmanes nunca habían impedido a los cristianos transitar las tierras ni peregrinar a Tierra Santa. Y cuando los turcos selyúcidas se quedaron con las tierras musulmanas, en 1055, mantuvieron ese permiso para los cristianos.

1 de septiembre de 2015

La civilización maya (200-1450)

Construcción  maya en México
"Los mayas fueron un pueblo que habitó lo que hoy es Guatemala, Belice, México, Honduras y parte de El Salvador.

Aunque su historia se remonta a más de dos mil milenios antes de Cristo, su máximo desarrollo fue entre los siglos III y XVI.

Vivieron en ciudades-estado independientes, de las cuales las principales fueron Tikal, Copán, Chichén-Itzá y Uxmal, poseedoras de impactantes palacios y pirámides escalonadas.

Desarrollaron su propio sistema numérico, realizaron estudios astronómicos sofisticados y crearon un sistema de escritura con símbolos fonéticos e ideogramas.

Su cultura entró en decadencia y luego fueron asesinados por los españoles. Sin embargo, en América Central aún se encuentran descendientes de los mayas".

Extraído de "100 respuestas básicas - Historia Universal", elaborado por editorial Cuatro Media.

"Los mayas lograron un desarrollo cultural notable entre los años 300 y 900. En sus monumentales ciudades Estado, pobladas de maravillosas obras de arte, se destacaban sus científicos y matemáticos, que lograron establecer el calendario solar en 365 días".

Extraído de "Los mitos de la historia argentina", de Felipe Pigna, año 2004.

Corea (935-1392)

Wang Geon (877-943), fundador de la dinastía Koryo.
Resumen de lo publicado. Corea fue poblado hace miles de años por habitantes que provenían de distintas regiones. En el año 108 a.C., Wu-Ti, emperador de China, creó cuatro provincias del imperio en Corea. Los primeros datos comprobados de pueblos gobernados por coreanos son sobre la Era de los Tres Reinos (37 a.C. - 668). Los tres reinos eran Goguryeo, Paikche y Silla; y recién en el siglo IV pudieron lograr una prolija organización. Tenían una cultura básicamente china. La Era de los Tres Reinos finalizó en el año 668 con el triunfo de Silla, que se alió con la Dinastía T'ang (dominaba China) y controló el territorio coreano. El poder del reino de Silla se debilitó y en el siglo X sólo gobernaba una pequeña parte de Corea. En el año 935, Silla terminó anexionándose al creciente reino de Koryo, del que proviene el nombre de Corea.

¿Cómo sigue la historia? El reino de Koryo (o Goryeo) dominó Corea entre los años 918 y 1392, expandiendo sus fronteras durante el siglo X.

En el año 1231 comenzaron a sucederse pequeñas invasiones de mongoles, que ocuparon parte del territorio. Corea y el Imperio Mongol firmaron un tratado de paz en 1259, por el cual Corea estaba obligado a entregar mujeres, joyas, comida y animales.

La dinastía Joseon reemplazó a los Koryo en 1392.

La Jornada del Foso (797)

La Jornada del Foso habría ocurrido (porque algunos dicen que es una leyenda) en Toledo, España, durante el año 797. Toledo era una ciudad sometida al emir Al-Hakam, pero con autonomía propia, algo que les molestaba a los musulmanes.

Al-Hakam nombró gobernador de Toledo a un aliado suyo, llamado Amrú. Para celebrarlo, Amrú invitó a su palacio a más de 400 ricos e influyentes toledanos; pero todo era una trampa y, durante el banquete, degollaron a todos y arrojaron sus cabezas en un foso para terminar con la libertad de Toledo.

En España, actualmente, es popular la frase “he pasado una noche toledana”, haciendo referencia a este suceso.

31 de agosto de 2015

Casa de muñecas (Henrik Ibsen) [1879]

Casa de muñecas es una obra de teatro escrita por el noruego Henrik Ibsen en el año 1879. El libro tiene 125 páginas.

De rápida lectura, agradable, llena de suspenso, no es la obra terrorífica que imaginé cuando leí Casa de muñecas en el comic Sandman, pero está muy bien como crítica a la sociedad patriarcal.

Hay otras obras mejores, pero para lectores principiantes puede andar muy bien.

Ana Karenina (Lev Tolstói) [1877]

Ana Karenina es una novela escrita por el ruso Lev Tolstói en el año 1877.

La empecé y no la pude terminar (leí 90 de 650 páginas). Es un masacote de hojas al estilo Los Miserables, que cuenta diversas historias detalladamente, empezando por la de Esteban Arcadievitch y su engañada esposa. Ana Karenina poco a poco va ganando terreno. Para leer en el tren y con sueño, como suelo leer, es imposible. Sólo para literatos en serio, che. Qué fracaso soy.

Las aventuras de Tom Sawyer (Mark Twain) [1876]

Las aventuras de Tom Sawyer es una novela escrita por el estadounidense Mark Twain en el año 1876.

Empecé a leerlo con muchas expectativas por el fanatismo que Hernán Casciari siente por Twain, pero terminó haciéndoseme pesado. ¿Literatura juvenil? Ni idea, la cuestión es que no llegó a emocionarme y lo abandoné en la página 113 de las 260 que tiene el libro.

30 de agosto de 2015

Literatura universal (1876-1900)

1876: Las aventuras de Tom Sawyer (Mark Twain)
1876: Doña Perfecta (Benito Pérez Galdós)
1876: Miguel Strogoff (Julio Verne)
1877: Ana Karenina (Lev Tolstói)
1877: La taberna (Emile Zola)
1877: La columnas de la sociedad (Henrik Ibsen)
1878: Un capitán de quince años (Julio Verne)
1878: Humano, demasiado humano (Friedrich Nietzsche)
1879: Casa de muñecas (Henrik Ibsen)
1879: La vuelta de Martín Fierro (José Hernández)
1880: Los hermanos Karamázov (Fedor Dostoyevski)
1880: Un hombre ridículo (Fedor Dostoyevski)
1880: Ben Hur (Lewis Wallace)
1882: Confesión (Lev Tolstói)
1883: La isla del tesoro (Robert Louis Stevenson)
1885: Así hablaba Zaratustra (Fedor Dostoyevski)
1885: La regenta (Leopoldo Alas)
1886: El extraño caso del Doctor Jekyll y del Señor Hyde (Robert Louis Stevenson)
1886: Más allá del bien y del mal (Friedrich Nietzsche)
1888: Los dos hermanos (Lev Tolstói)
1888: El Anticristo (Friedrich Nietzsche)
1891: El retrato de Dorian Gray (Oscar Wilde)
1892: La dama del perrito y otros cuentos (Antón Chéjov)
1895: En torno al casticismo (Miguel de Unamuno)
1896: La gaviota (Antón Chéjov)
1897: Idearium español (Ángel Ganivet)
1897: Drácula (Bram Stocker)
1898: La Guerra de los Mundos (H. G. Wells)
1899: Hacia otra España (Ramiro de Maeztu)
1900: Lord Jim (Joseph Conrad)

Martín Fierro (José Hernández) [1872]

Por Leandro Ramos, escritor y profesor de literatura

El Martín Fierro es tenido en la opinión general como la obra literaria más representativa de la tradición argentina. Hernández, al escribir el poema, imita la forma de hablar que tenían los antiguos gauchos y, por eso, el poema se torna bastante difícil de comprender en varios de sus pasajes.

La historia es conocida por muchos: un gaucho sufre la injusticia de ser tildado de vago y es obligado a luchar en la frontera contra el indio pese a tener una hacienda, hijos y una esposa que cuidar. Pasado un tiempo, tras no recibir su paga y ser blanco de muchos maltratos, abandona el ejército.

Al volver a su hacienda, encuentra la casa quemada y vacía de sus seres queridos. Por tanta tristeza, sumada a que desertar del ejército era un crimen de gravedad, Fierro se convierte en forajido. En esa situación, huyendo de pueblo en pueblo, cae un día a una pulpería completamente borracho y mata a una persona (el poema resalta su piel de color negra), no sin antes ofender a la mujer que lo acompañaba.

En la última emboscada que le tienden para atraparlo, un sargento se pone de su lado desobedeciendo la orden de sus superiores y juntos se fugan a territorio indígena.

A grandes rasgos, el Martín Fierro tiene una cosa buena y tres malas. Lo bueno es que nos cuenta una historia donde el protagonista desobedece la autoridad que, como casi siempre, abusa de su poder, dañando a personas injustamente y sin respetarlas. Por otro lado, sus puntos en contra son: a veces es aburrido, es racista y ofrece, sin duda, una versión menoscabada de la figura femenina.

Tres cosas malas contra una buena: pulgar hacia abajo para el Martín Fierro.

Rimas y declaraciones poéticas (Gustavo Bécquer) [1871]

Rimas y declaraciones poéticas es una recopilación de textos escritos por el español Gustavo Adolfo Bécquer hasta el año 1871. Contiene 270 páginas.

El estudio previo sobre Bécquer está bueno, pero arrancamos con las Rimas, a mi entender muy depresivas.  Me gustaron la XXXVIII, la LIII y la LXI. Termina rompiéndola con las, por suerte inconclusas, Cartas Literarias a una Mujer.

Creo que me hubieran gustado sus textos más periodísticos. ¿Si recomiendo leerlo? Sólo algunas cosas, y sólo para sensibles.

Extractos de "Una excursión a los indios ranqueles" (1870)

Una excursión a los indios ranqueles es un libro escrito por el argentino Lucio Mansilla en 1870. Podés leer una opinión sobre el libro acá.

En este post, publico algunas de las partes del libro que más me gustaron.

"Si la felicidad existe, si la podemos concretar y definir, ella está en los extremos. Yo comprendo las satisfacciones del rico y las del pobre; las satisfacciones del amor y del odio; las satisfacciones de la oscuridad y las de la gloria. Pero ¿quién comprende las satisfacciones de los términos medios; las satisfacciones de la indiferencia; las satisfacciones de ser cualquier cosa?".

"La civilización consiste, si yo me hago una idea exacta de ella, en varias cosas.
En usar cuellos de papel, que son los más económicos, botas de charol y guantes de cabritilla. En que haya muchos médicos y muchos enfermos, muchos abogados y muchos pleitos, muchos soldados y muchas guerras, muchos ricos y muchos pobres. En que se impriman muchos periódicos y circulen muchas mentiras. En que se edifiquen muchas casas, con muchas piezas y muy pocas comodidades. En que funcione un gobierno compuesto de muchas personas como presidente, ministros, congresales, y en que se gobierne lo menos posible. En que haya muchísimos hoteles y todos muy malos y todos muy caros".

"Te asombrarías, si volvieses a estas tierras lejanas y vieras lo que hemos adelantado.
El Paraguay no existe. La última estadística después de le guerra arroja la cifra de ciento cuarenta mil mujeres y catorce mil hombres.
Esta grande obra la hemos realizado con el Brasil. Entre los dos hemos mandado a López a la difuntería".

"La vida se consume cambiando servicios por servicios. La armonía depende de este convencimiento vulgar, que está en la conciencia de todos: hoy por ti, mañana por mí.
Es por eso que el tipo odioso por excelencia, es el de aquel que, violando la sabia ley de la reciprocidad, se mancha enteramente con el borrón de la ingratitud.
Dante coloca a estos desgraciados en el cuarto recinto del último infierno".

"Tanto que declamamos sobre nuestra sabiduría, tanto que leemos y estudiamos, ¿y para qué?
Para despreciar a un pobre indio, llamándole bárbaro, salvaje; para pedir su exterminio, porque su sangre, su raza, sus instintos, sus aptitudes no son susceptibles de asimilarse con nuestra civilización empírica, que se dice humanitaria, recta y justiciera, aunque hace morir a hierro al que a hierro mata, y se ensangrienta por cuestión de amor propio, de avaricia, de engrandecimiento, de orgullo, que para todos nos presenta en nombre del derecho el filo de una espada".

"Las calamidades que afligen a la humanidad nacen de los odios de razas, de las preocupaciones inveteradas, de la falta de benevolencia y de amor.
Por eso el medio más eficaz de extinguir la antipatía que suele observarse entre ciertas razas en los países donde los privilegios han creado dos clases sociales, una de opresores y otra de oprimidos, es la justicia".

29 de agosto de 2015

Una excursión a los indios ranqueles (Lucio Mansilla) [1870]

Lo terminé. Terminé el libro más largo que leí en mi vida. 537 páginas. Quién lo hubiera dicho.

Una excursión a los indios ranqueles es uno de los libros que, teóricamente, tenía que leer para la materia Literatura Argentina I en la Universidad de Lomas de Zamora. La cursé en el primer cuatrimestre de 2014 y la regularicé. Dejé el final para marzo de 2015 porque quería terminar los 11 o 12 libros que exigían los profesores, pero no llegué. Ni de cerca. Aprobé con 8.

Por obligación moral, decidí intentar leer los textos que me faltaban, que eran la mayoría. Ahí estaba Una excursión, un masacote de más de 500 páginas que me prestó Leandro, mi amigo más querido. Había leído, con suerte, 100 páginas. Con eso me había presentado al final. Quedaban más de cuatrocientas.

El libro cuenta una historia real, la expedición que hace Lucio Mansilla, autorizado por el asesino presidente llamado Domingo Faustino Sarmiento, para intentar firmar un tratado de paz con uno de los pueblos que vivían en territorio argentino: los ranqueles.

Me conmovió. Mientras leía el libro, y hasta hoy mismo, colaboro con el acampe que algunos pueblos originarios están haciendo en Buenos Aires. Porque los siguen matando. Los mataron los españoles, desde 1492; y los matamos los argentinos, desde 1816.

Leí el libro con una advertencia de Leandro: al final, se usó la información que dio Mansilla para exterminarlos más fácil. Los tratados de paz son una mentira. Si dos partes quieren la paz, no hay nada que firmar.

Pobre Mansilla: lo veo como un Einstein más. Las enseñanzas de Einstein tenían un fin hermoso y terminaron siendo usadas para construir el peor artefacto que creó un ser vivo: la bomba atómica. Mansilla quiso mostrarnos la vida de los ranqueles para enseñarnos que no eran mejores ni peores que la "civilización": simplemente eran distintos. Y sus palabras terminaron siendo balas en el pecho de cada justo ranquel traicionado por el sucio Sarmiento, por el genocida Julio Argentino Roca, por nuestra estúpida civilización tan española y tan poco argentina.

Por momentos me aburrió, eh. No es una seguidilla de genialidades. Pero pensemos que yo nunca había leído un libro tan largo. Abandoné todos: la Ilíada, el Quijote, Los miserables, Anna Karenina. Con este no pude. Quise encontrarle el truco, ver en qué había fallado Mansilla al escribirlo. Y no lo encontré. Mansilla no fue un ingenuo. O, en todo caso, yo también lo soy. Yo podría haber sido Mansilla.

Dice algunas cosas injustas, horribles, especialmente sobre las mujeres. Pero eran cosas muy arraigadas en la mentalidad del siglo XIX. La mayoría de lo que dice Mansilla, de lo que hace, lo muestra noble. En el peor contexto, la pelea de la "civilización" contra la "barbarie", trata de ser el nexo, el pacificador. Le salió mal a Mansilla, pero yo lo recordaré siempre con respeto.

Los ranqueles, como cualquiera imaginará, no eran buenos ni malos. Había ranqueles justos e injustos, como en todos lados. Pero no tenían ganas de exterminar a los que eran diferentes, y eso ya los hacía mejores a la mayoría de nosotros. Ahí están los Qom, los Nivaclé, los Pilagá, los Wichís: llenos de hambre en Avenida de Mayo y 9 de Julio, mientras casi toda la población los mira con desprecio. Mientras yo, en vez de estar ahí, durmiendo con ellos, me conformo con llevarles una frazada, quedarme con la otra y escribir este post.

No voy a olvidar nunca Una excursión a los indios ranqueles, y creo que eso es algo bueno que se puede decir de un libro. Pero escribo abrumado por el dolor, el dolor del pasado, porque me duele que en mi casa, en mi trabajo, en mi barrio nadie llore las muertes de tantas personas asesinadas por ser considerados "indios". Porque este país, allá por 1870, no sólo planeaba seguir masacrando a los que ya masacraba, sino que también masacró a todo el pueblo paraguayo, en una masacre llamada Guerra de la Triple Alianza.

Por eso no canto el himno: porque en nombre de esta enmugrecida nación argentina se ha matado mucho más de lo que se ha amado. Lo siento en el cuerpo, en todo el cuerpo, lo sentía antes y lo siento después de las 537 páginas: soy mucho más ranquel que porteño. Soy mucho más paraguayo que argentino. Jamás podría sentirme parte del que usó su poder contra otro. Jamás.

Seguramente, Lucio Mansilla, enterado de que fue usado como herramienta para matar personas, quisiera que, al menos, alguien continuara su lucha un siglo y medio después. Y acá estoy, hoy escribiendo en este blog, pero mañana, y pasado, afuera, poniendo el cuerpo para defender a los ranqueles de hoy de los Sarmientos que nos oprimen, violan, asesinan.

A todos los pueblos originarios les pido este inútil perdón por tanta injusticia, y ojalá algún día podamos compartir un mundo más justo y gritarnos unos a los otros, como aprendi de Mansilla:

"¡Yapaí!"

20.000 leguas de viaje submarino (Julio Verne) [1869]

20.000 leguas de viaje submarino es una novela escrita por el francés Julio Verne en el año 1869. El libro tiene alrededor de 150 páginas.

Novela de aventuras por excelencia, con Verne imaginando las posibilidades de las profundidades incluso a nivel científico. Escrita en primera persona, llevadera, no es fundamental pero sí linda. Tiene suspenso bien desarrollado. Recomendable, pero no imprescindible.

Herbert George Wells (1866-1946)

Por Leandro Ramos, escritor y profesor de literatura

Para Herbert George Wells (escritor británico nacido en 1866 y fallecido en 1946) escribir La máquina del tiempo no fue más que una excusa para expresar su desacuerdo con el sistema capitalista, que distribuye la mayor parte de la riqueza entre pocos mientras la menor parte corresponde a muchos.

En su libro, plantea un futuro imaginario (año 800.000) donde los "eloi", viejos burgueses dueños de los medios de producción, viven en constante lucha con los "morlocks", antiguos trabajadores asalariados pertenecientes a una clase social inferior. Los "eloi" comen verduras orgánicas, viven a la luz del sol y son estúpidos, mientras los "morloks" son fuertes, viven en la oscuridad de cavernas sucias y comen lo que pueden.

En el pasado mes de marzo del 2015 pasé por Puerto Madero y también por Ingeniero Budge: no me jodan, Wells tenía razón y su predicción se cumplió antes de lo previsto.

Fausto (Estanislao del Campo) [1866]

Fausto, Impresiones del gaucho Anastasio el Pollo en la representación de la Ópera es una poesía escrita por el argentino Estanislao del Campo en el año 1866. Se extiende aproximadamente 28 páginas.

Un gaucho, Anastasio, le cuenta a otro lo que le sucedió la primera vez que fue al teatro. Resulta que le tocó ver Fausto y, al parecer, creyó que todo era real, entonces la historia resulta una comedia. De la literatura argentina de esta época, es uno de los textos más llevaderos.

28 de agosto de 2015

El jugador (Fedor Dostoyevski) [1866]

El jugador es una novela escrita por el ruso Fedor Dostoyevski en el año 1866. El libro tiene alrededor de 140 páginas.

Difícil de sintetizar. Alexis Ivanovitch es un jugador empedernido enamorado irracionalmente de Paulina Alexandrovna. Su narración en primera persona evidencia las miserias de la sociedad rusa y de la francesa.

Agradable de leer, pero no pude apreciar por qué es una de las glorias de la literatura universal. ¡Cómo me gusta no destacar a obras que todos destacan!

Viaje al centro de la Tierra (Julio Verne) [1864]

Viaje al centro de la Tierra es una novela escrita por el francés Julio Verne en el año 1864. Sus ediciones tienen alrededor de 210 páginas.

Axel, un estudiante de mineralogía, cuenta el increíble viaje junto a su tío, el profesor Lidenbrock, y el islandés Hans, recorriendo la corteza terrestre y descubriendo permanentes sorpresas.

Es agradable, de armónica lectura, con toques extremadamente fantásticos, aunque claramente estacionado en el género de aventuras. A mí me gustó, pero no es un libro de relevancia cósmica ni nada de eso.