28 de diciembre de 2010

Babilonia (1900 - 539 a.C.)

Te mataba por cualquier cosa. Reproducción parcial del polémico Código Hammurabi.
La ciudad era poco conocida hasta que un grupo independizado de los sumerios fundó allí su primera dinastía. A ella perteneció Hammurabi (1792-1748 a.C.), una de las figuras más importantes de la Edad Antigua.

Hammurabi convirtió a Babilonia en un gran imperio, dominando gran parte de la Mesopotamia. Integró a los pueblos conquistados imponiendo una unidad lingüística, administrativa y cultural. En el famoso Código Hammurabi se enumeran las 282 leyes que regían al imperio. Eran muy estrictas: se ordenaba pena de muerte para faltas menores.

Los hititas saquearon Babilonia hacia 1531 a.C. Los casitas se establecieron ahí y fundaron su propia dinastía. Tiempo después, Babilonia fue dominada por los asirios. Luego de permanentes luchas, el caldeo Nabopolasar (625-605 a.C.) la independizó y fundó el Imperio Neobabilónico. Se alió con los medos para destruir a Nínive y ponerle fin al cruel Imperio Asirio. Luego, se proclamó soberano de Siria y Palestina.

Nabucodonosor II (605-562 a.C.) reconstruyó Babilonia y derrotó a los egipcios, imponiéndoles un tributo. Fue él quien hizo construir los jardines colgantes, una de las Siete Maravillas de la Edad Antigua.

En 539 a.C., el ejército persa, conducido por Ciro II, invadió Babilonia. Nabónides (556-539 a.C.) no pudo contenerlo y con él terminó el Imperio Neobabilónico. La población aceptó sin mayor oposición a Ciro II gracias a que respetó el culto al dios de Babilonia, Marduk.

Actualmente, Babilonia está sepultada bajo el agua, por eso su historia se ha transformado en misteriosa e inhallable.

1 comentario: