5 de enero de 2011

Alejandro Magno (356 a.C. - 323 a.C.)

La osadía de Alejandro Magno generó, casi de la nada, al Imperio Macedonio. A su muerte, se elevó el Imperio Romano, que comenzó su larga hegemonía.

Alejandro Magno (nacido en el año 356 a.C.) construyó el Imperio Romano, pero nunca perteneció a ese imperio. Explicación: Alejandro lideró a batallones que dominaron amplios territorios. Tras su muerte, los romanos aprovecharon la debilidad de sus sucesores y fueron quedándose con las tierras que pertenecían a los macedonios, formando su propio y perdurable imperio.

Filipo II había conquistado Grecia en 338 a.C. Su hijo, Alejandro de Macedonia, luego conocido como Alejandro Magno, heredó las tierras que gobernaba su padre, pero como parece que no le alcanzaban, emprendió la conquista del gigante Imperio Persa y agregó a sus dominios tierras que iban desde el Mar Jónico hasta las fronteras occidentales de la India, incluyendo Asia Menor (334 a.C.). Yo tampoco sé bien dónde queda todo eso, pero en tamaño sería como conquistar toda América del Sur. Zarpado.

Alejandro Magno, agrandado por todas las batallas ganadas y los lugares donde lo llamaban "rey", siguió invadiendo territorios con un inmenso batallón, que ya incluía macedonios y soldados de otros lugares. Conquistó Egipto (332 a.C.), donde fue bien recibido por el pueblo y fundó la ciudad de Alejandría. Luego de cuatro años de guerra, ocupó las capitales persas, considerándose el sucesor de la Dinastía Irania (330 a.C.). Luego de conquistar la India, generando el imperio más grande jamás visto, sus tropas se negaron a seguir la infinita expedición y Alejandro debió volver a Babilonia. Murió allí a los 33 años (323 a.C.).

A su muerte, la unidad del Imperio Macedonio que había creado no pudo mantenerse. Sus sucesores se repartieron los territorios. ¿Qué pasó con la antigua Grecia? Quedó dividida entre varios gobernantes. Su principal ciudad, Atenas, volvió a ser tomada por los macedonios durante la Guerra Cremonidea (267-262 a.C.).

Los macedonios dominaron Atenas durante varias décadas, hasta que Filipo V (rey de Macedonia) aceptó una alianza con el cartaginés Aníbal. Como Cartago era un gran enemigo de Roma, esa decisión llevó a que Roma invadiera Grecia (215 a.C.) sin conseguir dominarla. Volvió a la carga y, en al año 146 a.C., Grecia se convirtió en provincia romana tras la derrota de la Liga Aquea.

Pero todo esto ya no tiene nada que ver con Alejandro Magno, a quien si tenemos que definir en 21 palabras, fue "el tipo que por ambición y capacidad de liderazgo consiguió formar uno de los imperios más grandes de la historia universal". Tranqui.

Más textos sobre él: El gran error de Alejandro Magno - Otra mirada sobre Alejandro Magno

4 comentarios:

  1. Subrayo el error del principio: Alejandro magno, no creo el imperio romano:

    ResponderEliminar
  2. buenazo esplicaste como para brutos. Mjchas gracias jorge benavides espinoza

    ResponderEliminar