11 de febrero de 2019

Perú (1529-1572)

¡Hola a tod@s! Este es el primer texto del blog que se refiere específicamente a Perú; pero, obviamente, antes del año 1529 ya pasaron cosas en ese territorio. Pueden saber cuáles leyendo los textos referidos a América y a los Incas.

Para 1529, el Imperio Español ya había invadido América Central y avanzó hacia América del Sur, especialmente hacia los actuales Perú y Bolivia, que poseían las principales reservas de oro y plata. La región era conocida como el Tahuantinsuyo.

El genocida Francisco Pizarro tomó la iniciativa y en 1529 pidió ante el Consejo de Indias (principal institución legal de España en América) el permiso para dirigir la invasión. Los reyes españoles, oriundos de la ciudad de Castilla, decidieron poner el nombre de "Nueva Castilla" a las tierras que se conquistaran y arrasaran.

En 1530, junto a 180 hombres (entre ellos, sus dos hermanos) y 37 caballos, empezó la masacre. Los Incas, pobladores del Tahuantinsuyo, recibieron amablemente a los españoles en 1531 y los invitaron a vivir con ell@s, sin esperar la sanguinaria traición que planificaban.

Cuando se conocieron las intenciones de los españoles, empezaron los enfrentamientos. En 1532, los invasores se trasladaron hacia Cajamarca, donde se encontraba Atahualpa, líder los Incas. Con la ventaja que las espadas, los caballos y las armas de fuego les dieron, asesinaron a Atahualpa y a centenas de seres humanos inocentes.

Los genocidas españoles esclavizaron a los sobrevivientes y avanzaron hasta la ciudad de Cuzco, a la que invadieron en 1533. Pizarro nombró a un nuevo líder los Incas, Manco Inca, para facilitar la esclavización del pueblo, pero Manco Inca los engañó y organizó una justa rebelión.

Luego de largos meses de enfrentamiento en Cuzco, Manco Inca tuvo que licenciar a parte de sus compañeros para que cultivaran tierras y obtuvieran comida. Eso debilitó la posición de los Incas, que se retiraron hacia el pueblo de Vilcabamba, donde hicieron la última e histórica resistencia contra sus asesinos.

En 1542, los reyes de España crearon el Virreinato del Perú, para unificar la gobernación de sus dominios en América, lo que generó enfrentamientos entre los españoles que ya estaban en Perú y los que llegaron después.

Los genocidas terminaron enfrentándose entre sí y contra los reyes. El fin de los tres hermanos Pizarro fue justicia poética: Francisco terminó asesinado en su palacio de Lima; Gonzalo cayó ejecutado por las tropas de los reyes; y Hernando estuvo veinte años preso por orden del Consejo de Indias. Para 1554, los reyes españoles ya habían asesinado a los conquistadores iniciales y ordenaron enviar todas las riquezas encontradas a España.

La resistencia final de los Incas estuvo a cargo de Túpac Amaru, pero en 1572 los genocidas españoles lo mataron despedazando su cuerpo. Los Incas, lamentando su presente, guardaron cada parte del cuerpo de Túpac Amaru esperando, simbólicamente, su resurrección y un futuro mejor.

1 comentario:

  1. Hoal! Buena entrada!

    En Perú Herzog filmó la película Aguirre la ira de Dios, que tiene que ver con esa historia en ese siglo, aunque más bien es la búsqueda alocada de El Dorado. Un personaje que no puede faltar.

    https://frodorock.blogspot.com/2015/07/conquistador-conquistado-ii-lope-de.html

    Abrazo!

    ResponderEliminar