29 de agosto de 2011

Rómulo y Remo (753 a.C.)

Lobizones. Rómulo y Remo, alimentándose gracias a una loba.
Muchos hemos escuchado los nombres de Rómulo y Remo, pero la verdad es que su historia no es muy conocida. Voy a intentar resumirla para no aburrir.

La historia de Rómulo y Remo es un mito, o sea que no sucedió realmente. ¿Cómo es la historia? En el siglo VIII a.C., Rea Silvia (sobrina de Numitor, un rey al que su hermano le quitó el trono) tuvo relaciones sexuales con el dios Marte y quedó embarazada, dando a luz a Rómulo y Remo. Rea temía que a sus hijos los mataran, como habían hecho con sus hermanos, entonces los abandonó en una cesta, cerca del río Tiber (que pasa por Roma, claro).

Rómulo y Remo sobrevivieron amamantados por una loba llamada Luperca, hasta que los encontró un campesino que los educó. Cuando descubrieron su origen, mataron a su tío Amulio y le devolvieron el trono a su abuelo Numitor. Él, en agradecimiento, les entregó unas tierras al noroeste de Lacio. Sí, adivinaron: son las tierras que actualmente pertenecen a Roma.

En el año 753 a.C. ambos decidieron fundar una ciudad allí, pero la historia tiene final trágico. Rómulo mató a Remo luego de una discusión y quedó como único rey de Roma. Después sintió culpa e intentó honrar la memoria de Remo en la cima del monte Palatino. Pero ya era tarde, Rómulo. Demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada